Este proyecto se inicia en el año 2000, en la Villa 15 (Ciudad Oculta), con el nombre de Taller Oculto, conformado por chicos entre 10 y 20 años de edad.
Nace del deseo y la iniciativa, de los chicos, de incursionar en el mundo de la fotografía. Con el tiempo, el interés de los alumnos fue cada vez fue mayor, consolidando la idea de formarse como profesionales de la fotografía y encontrando en ella la posibilidad de una salida laboral.

Durante este primer periodo, el trabajo consta de la toma de fotografías con cámaras compactas y descartables, utilizando rollos blanco y negro, muchas veces vencidos. Se le da exclusiva importancia a la estética y a la visión. De esta forma la tarea de los alumnos se limita simplemente a la toma, quedando excluidos de la enseñanza, técnicas de laboratorio, toma, edición, montaje, estilos e historia.
En agosto de 2002, el docente a cargo decide disolver el taller. Pero el interés de los chicos por su continuidad los lleva a buscar un nuevo grupo de docentes. Es así como nace “Contraluz”.

Este grupo de chicos obtienen el apoyo tanto de sus familias como de organismos oficiales, como el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Los padres de los alumnos además de estimular a los chicos para que asistan al taller y de su incondicional ayuda, brindan una parte de los ingresos de dos de sus actividades, para poder llevar a cabo el taller. Por un lado las madres organizaron el “Costurerito” el cual vende ropa que obtienen de donaciones una vez arreglada, y por otro lado de la recolección y venta de cartón.

Por otro lado “Contraluz” recibe 10 becas para sus alumnos por parte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el cual a través de la Secretaria de Juventud, y los Proyectos de Micro Emprendimientos, incentivan a los chicos a que estudien y busquen una posible salida laboral desde distintos oficios, en este caso la fotografía.
La complejidad y la profundización en los conocimientos, arriba mencionados, sumado a la falta de insumos y de recursos, limitan las posibilidades de una producción más fluida.

Son varias las instituciones que están a la espera del desarrollo profesional de nuestros alumnos, para ofrecerles una salida laboral.
Para poder continuar con el taller, es necesario el aporte de insumos fotográficos. Desde ya agradecemos cualquier aporte que nos puedan brindar.

 

c_o_n_t_r_a_l_u_z@hotmail.com

 

Analia Fernández Fernández, Flavia Romina Acuña, Jennifer Carolina Aquino, Jessica Santana Chaile, Mariela Yamila del Carmen Silvera, María Fasce, Pamela Gómez, Paola Benitez, Susana Monte, Yamir Chaile y Yesika Paola Rodríguez.
Alumnos de “Contraluz”

 

Dolores de Torres, Alejandra Marín, Paula Harrington y Ricardo Spinetti
Docentes